Dar ejemplo

Ayer llevaba a Silvia a la guardería. Nos paramos delante de un semáforo que acababa de cambiar a rojo. A nuestro lado estaba un papá y su nena.

Entre el hueco que dejábamos, se mete un padre con sus dos hijos y cruza. En rojo.

El papá que estaba a nuestro lado le dice a su hija “lo que ha hecho tu amiguita tú no lo puedes hacer. El semáforo está en rojo y tienes que esperar al verde para cruzar”

Y tras esto, nos miramos él y yo con un gesto de disgusto. 

El ejemplo que dió el padre imprudente (porque venían ya los coches a todo gas) no es sólo malo para sus hijos – que podían haber atropellado -, sino para los que se relacionan con ellos. 

Esta niña tiene la suerte de tener un padre cabal, pero si este no le hubiera dicho nada… pues a la próxima, podría pensar que el rojo también permite cruzar “porque su amiguita cruza”

Cruzamos la calle y el papá le dio la manita a su nena, nos adelantaron y siguieron su camino al cole sonrientes y felices.

Dan ejemplo.

 

Anuncios