Consecuencias de volver a la “normalidad”

1. No actualizar el blog

2. Hacer encaje de bolillos para ver quién se queda con la nena – hemos decidido que hasta abril no pisa la guardería –

3. Contarle a casi todos tus clientes que tu hija ha nacido con un pasajero de más y empezar a oír “ah, si mi primo… mi mejor amiga… mi sobrina..”

4. No hay espacio suficiente para guardar tantos abrazos y tan buenos deseos recibidos

5. Cuando llegas a casa… a achuchar!!