El dichoso cariotipo (plagiando a Sara :))

Cuando a unos padres les comentan “no estamos seguros, vamos a realizar el cariotipo”, llegas a la conclusión de que es algo sencillo y que te darán en un segundo, total, para confirmar que no tiene nada tu hijo…

A nosotros nos ha tardado 1 mes. Un tiempo de incertidumbre, en el que muchos pediatras nos decían “esta niña no tiene nada”, de sufrimiento pensando en qué podría pasar si se confirmaba el síndrome… una espera excesivamente larga para confirmar la noticia.

Algunos amigos nos recomendaban repetir la prueba, dado el pronóstico de la niña, su vitalidad y fuerza, su tono muscular y en general como es Silvia. La respuesta es la misma que tengo ahora, vale, repetimos para ampliar el estudio, pero cuanto antes asumamos que la niña tiene Síndrome de Down, mejor.

Mejor para todos, para mi, para Eloy, para la familia, pero principalmente mejor para ella. No podemos estar pensando es que “se han equivocado” porque a priori no presenta rasgos. Ahora no lo hace, pero… ¿y si dentro de 2 años no anda, o no evoluciona como debe? ¿Seguiremos pensando que se han equivocado?

Mejor ponerse manos a la obra, que esta niña trabaje a tope para conseguir las cosas a su ritmo pero sin dejar de esforzarse y dejemos el cariotipo en paz.