Cosas positivas de los viajes

Pues que te encuentras en el colegio de médicos de Valencia con un joven con síndrome de down en conserjería.

Muy amable, muy profesional, vamos, que se me ha puesto el alma a mil.

Le digo a la limpiadora del colegio que yo tengo una nena con Sd también y me dice “es súper bueno, buen compañero, profesional…”

Imaginaos 🙂