Hacia atrás como los cangrejos

cangrejoEstamos viviendo unos tiempos convulsos, en los que las familias y personas con discapacidad nos estamos jugando un futuro mejor o infinitamente peor al presente; unos tiempos en los que vemos cómo se criminaliza a estas familias, ya que la administración cree que conoce mejor a sus hijos en los minutos que le dedican que una familia que lleva comprendiendo a su criatura desde el día que nació.

Tiempos en los que leemos que una niña diga “prefiero estar sola porque así no tengo problemas“, una niña que a lo bestia la han hecho madurar muchos años, tener 10 es para estar jugando, comenzar a tener los dilemas preadolescentes y disfrutar de la vida; no para tener que pensar por qué tus compañeros de clase te han hecho una huelga gracias a los iletrados de sus padres y encima la administración les aplaude y procesa a tus progenitores que se están preocupando por tu educación y tu bienestar como persona.

En definitiva: ¿Qué está enseñando la administración pública a la sociedad? Pues lo que siempre decimos desde esta blog, para el/los gobiernos, las personas con discapacidad no tienen derechos civiles.

Siempre me sorprende que Down España saque fotos de personas con Síndrome de Down votando, y digo que me sorprende porque, si una persona mayor de edad tiene las facultades para votar, por qué no lo puede hacer? y claro, luego lees estas noticias.

Tenemos que ponernos las pilas. No podemos dejar que las fundaciones y asociaciones hagan todo el trabajo (en algunos casos es que no hacen ninguno). Las familias tenemos la responsabilidad de obligar a la administración a que se respeten los derechos de todos. Si la niña del Rincón necesitaba de más apoyo para estar en el aula, ¿por qué se le niega? ¿sale más barato que la niña se quede en su casa y lleven a juicio a sus padres por absentistas? Y a los padres huelguistas, ¿a estos no se les lleva ante fiscalía?

Como alguna vez os he comentado, en Madrid hay un excelente colegio de educación especial para Discapacidad Intelectual. El nivel es muy bueno, y tiene los profesionales necesarios. ¿Cómo algunas personas pueden criticar a los padres que deciden llevar a sus hijos a este colegio, viendo como nos maltrata la administración en la educación regular, negándonos los apoyos, que impiden tener a nuestros niños un adecuado rendimiento escolar?

Es un momento clave. O nos movemos, o el futuro pinta mucho peor de lo que es el presente. Yo no tengo garantía de que el día de mañana venga un iluminado y termine “arreglando” el problema de la discapacidad quitando a todas las personas diversas de la vista de la sociedad.

Y no, no hablo de ciencia ficción.

Anuncios