Querido garbancito (que nos has dejado)

Querido garbancito:

Ya le dije a tu papi que tu corazón latía con fuerza, que ese latido cardíaco prematuro era una buena señal…

Pero ese mismo latido se apagó la noche de reyes (o algún día después) y tras esperar a que se iniciara de nuevo… te fuiste.

No te voy a negar que estamos tristes, tristes por tu marcha, tristes por perder a nuestro nuevo miembro de la familia, por no poder compartir el cumpleaños con tu hermana mayor, por no pasar un verano de calores y barrigón pre-parto.

Pero, principalmente, estamos tristes porque eras nuestro garbancito. Y ya te queríamos un montón.

Te has marchado a la búsqueda de nuevas aventuras en Garbancilandia, y deseamos que las disfrutes y seas muy feliz allá donde te has ido.

Querido garbancito, siempre te tendremos en nuestros corazones, y serás parte de nuestra familia.

Te echaremos de menos

Tus papis

PD: Cuando llegues a Garbancilandia y te acomodes, dile a alguno de tus hermanitos si les apetece darse una vuelta por nuestra casa… que será bien recibido 🙂

Anuncios