2013 se va

2014

A escasas 36 horas para que 2013 se despida y de la bienvenida a 2014, siempre es bueno recordar lo que nos deja el año viejo y pensar en qué cosas podemos mejorar en el año nuevo.

En nuestro caso, este año nos ha dejado:

– La primera vez que Silvia se puso de pie solita

– El gateo ininterrumpido (y el fin de la paz familiar)

– El inicio de las camintadas, seguido de la marcha libre y bajarse sola de la cama (con el consiguiente sobresalto de la mami al ver a la bicharraca en el salón a las once y media de la noche llamando por teléfono)

Y muchas, muchas cosas más que hacen que este año haya sido un salto evolutivo enorme para nuestra niña.

Por nuestra parte, este año nos ha dejado un pelín agotados en varios frentes pero también decididos en otros, sobre todo en lo concerniente a los terapeutas de Silvia, y creo que el tiempo nos va a dar la razón de por qué seleccionamos el centro al que vamos y no mantuvimos la plaza en la red de centros concertados. Para este tema tendría que escribir otro post y creo que mi opinión no sería demasiado políticamente correcta.

2014 lo esperamos con muchas ganas, por razones concretas y otras por venir. Pero, sobre todo, porque será otro año más de descubrimientos para nuestra niña, que se está convirtiendo en una señorita con un carácter de aúpa.

Sin más, feliz año nuevo!

Anuncios