31 for 21 – Gracias.


Cuando Silvia apenas tenía un par de meses, la llevamos a varios sitios para apoyarla en lo que necesita para su desarrollo. Uno de ellos fue un centro de musicoterapia que hay cerquita de nuestra casa. Recuerdo muy bien ese primer día en el que presentamos a Silvia a la chica de recepción y, un poco más tarde, la vio también una de las estimuladoras. Entonces, nosotros estábamos muy tristes y muy sensibles porque aún no habíamos aceptado lo especial que es Silvia y nos preguntábamos ansiosos si aquella terapia musical podría arreglar las neuronas de nuestra nena. 

Esa primera vez nos trataron fenomenal, nos explicaron en qué consistía la musicoterapia y el resto de las actividades del centro y nos invitaron a ir con Silvita a probar cuando quisiéramos.

Unos meses más tarde, empezamos a llevar a Silvia al centro y, con el paso del tiempo, aquella chica de la recepción, la estimuladora y la musicoterapeuta (que no estaba el primer día) se han convertido en referentes para nosotros, tanto por su profesionalidad como por su calor humano.

Podría contaros miles de anécdotas sobre ellas, sobre la alegría y la  ternura con que reciben a Silvia cada vez que la ven entrar por la puerta, sobre la ilusión y la entrega con la que trabajan, sobre su amabilidad, su buen hacer y todo el cariño que nos muestran día a día.

Nosotros somos unos padres luchadores capaces de llevar a Silvia donde haga falta para que reciba lo que necesita, pero desde aquí os digo, que jamás la hemos llevado a un sitio mejor que el centro de musicoterapia. Y es que las chicas de las que os hablo, aparte de trabajar estupendamente y darnos mucho cariño, con sus gestos, sus palabras y su actitud siempre positiva, siempre nos han aportado fuerza e ilusión para seguir adelante en esta carrera de fondo que es educar a un niño con discapacidad.

Chicas, no tengo palabras para agradeceros lo mucho que nos dais y lo llenos que nos marchamos en cada sesión. Siempre nos dicen que Silvita es una niña feliz y, en gran parte es gracias a vosotras y a toda la energía que nos dais.Estar una hora en vuestro centro es como irse una semana de vacaciones. Lo pasas fenomenal y encima vienes con las pilas cargadas.

Ya no me enrollo más. Personas así son las que quiero tener cerca en el camino de la vida para seguir disfrutando de todo lo que me enseñáis.

Os mando un besazo muy grande a las tres y, sobre todo, os vuelvo a dar las gracias.

 

Eloy

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s