31 for 21 – Crecemos

– No son eternos niños. Nosotros estamos experimentando (desde hace unos meses) el paso de bebé a niña, con todos los pros y contras. Supongo que cuando tenga veinte años, le tocará mucho la moral que la digan “y la niña que quiere?”

– Crecen en conocimiento. Tanto conocimiento práctico como conocimiento creativo. Un ejemplo: sabe que si llora, se la atiende (es práctica), pero como lo ha hecho muchas veces y los papis andan un poco hartos, ahora busca excusas para llorar -dientes, no tiene su muñeca, etc.-y así que la atendamos (conocimiento creativo).

– Crecen físicamente. Uno de los datos que más te recalcan con lo del síndrome de down es que son muy bajitos. Cierto es que el cromosoma extra puede ralentizar el crecimiento, pero también son muy importantes otros factores, como el control tiroideo, las pruebas de apneas de sueño y las amígdalas.

– Crecen en autonomía. Os recomiendo fervientemente el programa “el convidat” que se emitió la pasada semana y que tuvo como protagonista a Andy Trías y su novia, que viven de manera independiente en un piso. Andy tiene 40 años, y me parece fascinante

Andy Trias en TV3

– Crecen ellos, crecemos nosotros. En empatía, conocimiento y amistad. Crecemos espiritualmente, interiormente. Ganamos tanto que se nos hace casi imperceptible lo que supuestamente perdemos.

Anuncios