En tránsito

Una de las cosas que más hago en mi vida laboral es estar en tránsito: en aeropuertos(como ahora), en trenes, esperando el comienzo de las reuniones…

Con Silvia siento lo mismo; estamos en tránsito a algo, no se a que, pero si que lo siento así. No es un bebe pero tampoco la veo niña, ya que no anda sólita aún (si que rodea sofás y muebles dando pasos laterales agarrada a donde sea); no habla pero si tiene un vocabulario propio con el que se comunica muy bien y compone alguna frase que otra (“agua papa”… “Papa ñam”…); no tiene las destrezas de una nena de su edad – motricidad fina, por ejemplo – pero hay otras que si tiene muy desarrolladas(el área social, por ejemplo)

A veces una se desespera, pero, como en mis viajes, siempre llegamos al destino 🙂

Anuncios