Gracias Sandrasingluten!

Hemos recibido el premio primavera del Blog “Yo Celíaca” de Sandrasingluten. Gracias guapa!

Y como estamos encantados de haberlo recibido, lo regalamos tal y como Sandra explcia muy bien en el premio:

En primer lugar, a http://conunasonrisayunamirada.blogspot.com.es/ porque Imanol es un fuera de serie y sus padres unas personas increibles.

En segundo, a esa bailarina tan guapa que es Haizea y que nos cuenta toda su vida en http://bailarinaconsindromededown.blogspot.com.es/

En tercero, a http://elballetdelaspalabras.blogspot.com.es/ que permite culturizarnos y crear una opinion crítica sobre todo lo que nos rodea

y en cuarto lugar a http://buenasnochesnuevaorleans.blogspot.com.es/ porque da gusto leerle, Fernando es estupendo y Silvia lo quiere mucho 🙂

Felicidades a los premiados!

Ganarse la vida (con o sin síndrome de down)

trabaajrLeo en el blog de una de las más movidas, luchadoras – y polémica, todo hay que decirlo – de las madres de hijos con SD, Mercedes, el post “Pablo Pineda o como hacer del SD una forma de vida” en su blog http://www.diariodeunachicaconsindromededown.es/

En él pide más atención para que aquellos, no siendo el brillante Pablo, han llegado a altas cuotas de autonomía y trabajan como administrativos, celadores, etc… y que mucha gente – por desconocimiento – te diga “es que estos niños van a la universidad”

Y si en muchas ocasiones he estado de acuerdo con Mercedes, en esta ocasión… me temo que no.

Por las siguientes razones:

Porque Pablo tiene 40 años

Con lo cual no quiero ni imaginarme el curro que tendrían que hacer sus padres para conseguir los apoyos que Pablo necesitaba, y ahi está Pablo, estupendo y lozano.

Todo lo que venga bien a nuestros hijos….

Bienvenido sea, se llame proyecto Roma, Berlin o Sebastopol.

– Porque Pablo es una forma de hablar del Síndrome de Down

Me explico, Pablo es (nos guste o no) una buena forma de explicar a alguien al que le cuentas qué es el SD las posibilidades que tienen nuestros hijos, la plasticidad del cerebro, las oportunidades que tienen en la vida(como cualquier persona), etc…

La gente conoce a Pablo, se hacen una idea y tú ya aclaras que esto es como Einstein; Pablo solo hay uno, pero como cada uno de nosotros, que a menos que nos hayan clonado, somos únicos.

– Pablo está teniendo problemas que otros colectivos han tenido antes: la exclusión.

Él no trabaja porque tiene SD, pero echemos la vista atrás… ¿cuántos homosexuales no podían trabajar en los años 60 por ser gays?, o sin irnos a extremos, ¿cuántas personas, en los años 40 en España, no trabajaban por ser de izquierdas? Porque mi abuelo no pudo trabajar por este motivo.

A Pablo se le evita por su SD, y estoy segura de que está muy capacitado para dar clase, y que sus alumnos le adorarían

Yo no quiero una “pabla pineda”, yo quiero una Silvia Alonso, que pueda estudiar (donde sea, especial o integración), que pueda tener autonomía, que pueda trabajar…

Para mi, Pablo Pineda es un faro y una persona digna de admiración.

Lo que sí tengo claro es que lo que no podemos pretender nosotros como padres de Silvia es aspirar a que vaya al MIT o haga tres carreras. Pero no por sus capacidades (o falta de ellas), sino porque esto es una carrera de fondo, en la que las etapas son largas, y que no te puedes quemar desde el principio.

Hay que ir viendo paso a paso, y ya se verá si acabamos en la floristería o estudia terapia ocupacional como la estupenda Blanca.

Ya lo he dicho más de una vez… Pobre Pablo, la que te ha caido…

Olga solicita vuestra ayuda

Me ha contactado Olga, que es terapeuta ocupacional, solicitándome ayuda para un proyecto que está llevando a cabo con niños de 3 a 13 años sobre “el procesamiento sensorial en los niños con Síndrome de Down”.

Si queréis colaborar con ella, poneros en contacto a través del email: olgalopdur@hotmail.com