Conclusiones viajeras


1. Estamos aquí para dos telediarios y medio, así que mejor disfrutemos de la vida en vez de preocuparnos por si anda, gatea o hace el pino puente con una mano.

2. Todo tiene solucion, aunque a veces será a costa de esquilmar el presupuesto familiar.

3. Cada persona es un mundo, y “parametrizar” personas es algo que se hace mucho con el síndrome de down. En Santiago, he conocido a tres peques y a una nena de la edad de Silvia, y no se parecen en nada ninguno de ellos. Y seguro que menos se van a parecer según crezcan.

4. Time, time, time…

5. Las galas por otras latitudes seguirán en cuanto nos repongamos de euros. Noelia, tiembla!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s