Las cosas claras…

El Síndrome de Down no es una enfermedad. No se padece.

Se tiene o no se tiene, no hay niveles. No hay personas con mucho o con poco.

No se está malito “de síndrome de down”. Es algo intrínseco a la persona, como los ojos azules o las pecas.

Y es así porque en cada una de las células de mi hija hay tres cromosomas 21. No se le puede borrar uno, no existe tratamiento que borre este cromosoma.

Por eso es tan importante decir que una persona tiene, pero no “padece” o “sufre” Síndrome de Down.

Hablar correctamente es propio de una sociedad educada, y determinadas expresiones deberían irse al fin del mundo.

Como muestra, la campaña que se está haciendo en EEUU: “Spread the word to end the word”

Anuncios