A tres días de nuestro primer año (IV y último)


¿Cómo es ahora la situación?

Pues digamos que he aprendido más de lo que me hubiera gustado sobre discapacidades, certificados, pediatras, fisioterapia, atención temprana y sordera temática.

Cuando traes al mundo a un hijo, lo primero que piensas es “espero que no sufra en la vida”, cosa harto difícil porque la primera experiencia que siente un ser humano es sufrimiento, sales de un entorno cómodo, calentito y conocido a un ambiente frío e inhóspito, donde un señor con bata verde te saca y te empieza a hacer exámenes desde el minuto uno.

Si a esa experiencia le unimos la discapacidad, al famoso sufrimiento hay que añadirle “qué va a ser de él/ella cuando yo falte…, qué va a proporcionarle la sociedad, se reirán de él/ella los demás niños”, etc, que dicho por una madre de la que se reían algunas niñas del colegio de monjas donde estaba por el mero hecho de ser pelirroja… en el barco estamos montados todos, el billete lo picamos en algún momento, lo único es que Silvia ya venía con el abono de serie.

El resto… pues paciencia y tolerancia. Paciencia porque ella va más lenta – aunque no tanto como esperaba – y sabemos que necesitaremos paciencia, sobre todo yo que soy una prisillas, pero es algo para lo que me voy preparando (y de momento no he necesitado)

Tolerancia porque hay mucho desconocimiento, en ocasiones tengo la rara sensación de ir dando cursos rápidos sobre el síndrome de down, y me da mucha rabia porque yo soy una simple madre, hay personas más formadas que yo para dar esta información a la población, aunque parece que no interesa, o que es mejor que los vean como angelitos, o niños grandes, o imaginártelos dando besos a diestro y siniestro.

Y por eso la tolerancia, tengo que replicar a comentarios del tipo:

Comentario:te va a dar mucha compañía

Respuesta:para compañía, nos compramos un perro

C:la pena de estos niños es que están siempre enfermitos

R:ni un resfriado en todo el invierno, tiene una salud que la quiero yo para los días de fiesta

Llegamos al primer cumpleaños de nuestro año, este año complejo, de aprendizaje, de conocimiento y de lágrimas (sólo los dos primeros meses 🙂

Pero lo más importante, es el primer año de Silvia con nosotros. Así que… feliz cumpleaños, mi querida hija.

Anuncios

7 comentarios en “A tres días de nuestro primer año (IV y último)

  1. Feliz cumpleaños Silvia!!!
    Sobre los comentarios de la gente buffff…. yo también podría escribir un manual, cuando voy por la calle con los mellizos: “te has hecho algo o son naturales?” y a usted que le importa!!
    o “que putada no?, si como minimo os hubieran venido 2 al principio pero ya tenienfo uno… que faena!” en fin… la gente habla pq tiene boca!

    • En demasiadas especialidades!

      Y efectivamente lo importante es ver crecer a nuestros hijos y darles todas las herramientas para que puedan desarrollarse como quieran… Eso es lo que realmente importa.

      Lo demás, peanuts!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s