Carta al destello de mis ojos.


Antes de nacer Silvia, cuando ni siquiera sabíamos que sería una beba y no un bebé ni que sería tan “especial” pero nos enteramos de que llegaba, escribí esta carta. Aquí os la dejo para que todos y todas podáis leerla.


Carta al destello de mis ojos.


Primero, nació un destello en mis ojos. Ese destello prendió en los ojos de Ana (que tantos otros destellos han provocado en los míos) y allí, en su mirada, surgió otro destello semejante. Nos cogimos de la mano mientras nuestros resplandores empezaban a bailar. Después, también nosotros bailamos entre besos y caricias.
Como ya te habíamos esperado otras veces (y no venías) y teníamos puesta nuestra atención en otras cosas, no se nos ocurrió que de ese baile luminoso, fueras a nacer tú. Cuando lo supe, sentí una mezcla de miedo y alegría. Miedo, por no saber cuidarte bien (ese miedo, fruto de mi perfeccionismo que, a menudo me paraliza e impide que materialice mis sueños) Miedo por no saber organizar mi tiempo para poder cuidar de ti sin dejar de cuidar de Ana y de mí. Miedo, por dejar de lado mis sueños por estar a tu lado. Miedo, por no tener suficientes cosas que ofrecerte para que crezcas sabiendo cómo viajar feliz por la vida.

Yo siempre tengo mucho miedo y, en este caso, no iba a ser una excepción. Pero, bajo todos esos temores, sentía otra emoción que no siempre me permito sentir, pero que es la mejor parte de mí mismo. Sentí alegría, una alegría contagiosa que se ha extendido por la red como un viento de verano. Es un sentimiento poderoso y primitivo como el que a uno le asalta al contemplar un amanecer.
Desde hace unas semanas, sobre todo siento eso, que se acerca un nuevo día cargado de ilusión y de agradecimiento. Ilusión, por darte lo mejor que tengo para que crezcas sano y feliz, independientemente de lo que me cueste. Agradecimiento, porque se que las cosas no siempre serán fáciles cuando estés entre nosotros, pero, gracias a ti, voy a luchar por superarme a mí mismo para poder ser cada día mejor persona y mejor padre. Yo me lo merezco, Ana se lo merece y tú también te lo mereces.

Desde que asimilamos la noticia de tu llegada, Ana y yo hablamos mucho de cómo vas a llamarte, nos sorprendemos por los cambios que ella experimenta en su cuerpo (bueno, ella además de sorprenderse, también los padece) y, a menudo nos descubrimos soñando cómo será nuestro futuro contigo. Hablamos de la manera de educarte, de los lugares que te vamos a enseñar, del colegio al que te vamos a llevar. Pero, cualquiera que me conozca, sabe que en eso de soñar despierto, llevo mucha ventaja a Ana. Y en verdad, sueño mucho contigo. Pienso en todas las veces que te cogeré entre mis brazos para darte el biberón o para ayudarte a que te duermas. Sueño en el momento en que empieces a gatear y a caminar por tu cuenta (cualquier dolor de espalda será bienvenido con tal de asegurarme de que no te haces daño)
Pienso también en todas las caricias y los besos que te voy a dar, y en las nanas que te voy a cantar (y que, gracias a eso, voy a dar buen uso al solfeo que estudié de pequeño) Y sonrío al imaginarme sacando chocolatinas de tus orejitas como me hacía mi padre cuando yo era pequeño y quería verme feliz.
Una de las cosas en que más pienso, es en los cuentos que te voy a contar. Algunos serán los que me emocionaron a mí de pequeño, pero otros los tejeré para ti, para que te envuelvas con ellos por la noche, y tengas unos sueños dulces que ensanchen tu mundo y te hagan cada día un poco más sabio y más seguro de ti mismo.

Dicen que los niños cuando vienen son un regalo. Desde que se que tú vienes, pienso que además de recibir un regalo, voy a tener el privilegio de compartir mi vida contigo, de crecer contigo y de aprender de ti. Te lo agradezco de todo corazón.

Un besito y un achuchón muy tierno.

Te quiero,

Tu papá.

Anuncios

16 comentarios en “Carta al destello de mis ojos.

  1. Zi dijo:

    Buuuuffff, a estas horas emocionándome … ¡Ya os vale! 😉
    Me ha encantado la participación del papá en el blog, así que espero que se repita la experiencia.
    Un beso desde el norte!

  2. Eloy dijo:

    ¡Muchas gracias! Como os he dicho, esto es algo que escribí mucho antes de nacer Silvia. Tengo otras cosas escritas y también muchas reflexiones mías por escribir, así que ya comentaré más cosas.
    ¡Un beso desde el centro! 🙂

  3. Aroa dijo:

    Describir el sentimiento de ser padre o madre es tan complejo,tan emocionante,tan vertiginoso, que asusta sólo de pensarlo……pero tú lo has plasmado con la dulzura única e irrepetible con la que sólo se puede hablar cuando tienes a tu hijo entre tus brazos.

    • Aroa; me ha gustado mucho tu comentario. tienes toda la razón. Ser padre es una experiencia maravillosa que no se puede describir facilmente (hay que vivirla) Es algo que te cambia la vida (para mejor) en todos los sentidos, y aún más si encima te toca cuidar de una personita tan especial como nuestra nena.
      Todos nos dicen que por tener SD nos va a dar mucho más trabajo que una niña “normal” (y me lo creo) pero también estoy seguro de que nos va a proporcionar unas alegrías únicas e irrepetibles.
      Un besazo.

  4. Noemi Fernández García dijo:

    Emocionada Eloy.
    A esa pequeña le sobran los motivos, es especial por muchas cosas y es un placer verla crecer en brazos de sus papás, aunque sea a través de la red.
    Un abrazo a los tres.

    • Noemí. Me alegra mucho que te guste. Para mí si que es un placer compartir lo que siento y pienso con personas sensibles como tú. Con mi nena aprendo cada día y estoy seguro de que este blog me va a valer para aprender todavía más.
      Un besazo. 🙂

  5. Chio dijo:

    Siempre tuviste una voz preciosa y una capacidad asombrosa de transportarnos a traves de tus cuentos a lugares especiales, a sentimientos vividos……me gusta, me gusta muchisimo, pura ternura, paternidad en estado puro, y amor. Enhorabuena por vuestra bebita!!

    • Eloy dijo:

      ¡Muchas gracias, Chio! A mí siempre me gustó cómo llenas de ilusión todo lo que haces y a la gente que te acompaña.
      Cuando algo se escribe desde el corazón es fácil que salgan cosas de este tipo y ,si algo he aprendido en todos estos años, es que la sensibilidad es algo precioso que tenemos que cultivar y cuidar a cualquier precio.
      ¿Qué tal tu enano peringón?

      Pásate por aquí cuando quieras.

      ¡Un besazo supergrande!

  6. Monica dijo:

    lagrimas de emocion con el cafe 🙂
    me recuerda como me sentia con la llegada de mis hijos tambien, pero yo no tengo ese don de expresarlo con palabras. Gracias Eloy por transportarnos de nuevo a un tiempo de bonitas emociones a estas horas de la manana
    Silvia esta preciosa
    monica
    Proud mum
    Sophia +5
    Olivier +15 mth _DS_Comp.Avsd

    • Eloy dijo:

      Mónica. Gracias a ti por tus palabras.
      Con que una sola persona se emocione como yo lo hice cuando escribí esta carta, ya me daba por satisfecho, pero ver que ha gustado tanto, me hace muchísima ilusión. Ya comentaré mas cosas de las que pienso. Espero que sirva para que la gente se acerque un poco más al SD y lo normalice.

      Tienes razón, Silvia está guapísima pero ¿Qué voy a decir yo con lo mucho que la quiero? 🙂

      Un beso.

  7. Mar dijo:

    Ay, Eloy… qué bonita; snif, snif… 🙂 estoy emocionada. Sabes transmitir amor y sinceridad en cada una de tus palabras (pssshhhh, yo creo que esta carta -en el fondo de tu corazón- ya era para Silvia… 😉

    Un beso para los dos.

  8. Eloy dijo:

    ¡Hola Mar! Me alegra mucho que te haya gustado. Mirándolo con perspectiva, yo también creo que esta carta era para Silvita 😉 ¡Muchas gracias por leernos y por comentar!
    Un beso gordo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s