… Pero el campo es el campo!

Y aqui mis amores bien que lo disfrutan. Seguro que Sevilla estimula a Silvia más que un millón de sonajeros – sin ofender a la maravillosa María. ¡Te queremos mucho! –

PD: Por cierto, la cresta punki ha pasado a mejor vida 😀

Anuncios