Perder la verguenza


Hoy, mientras esperaba a Eloy para entrar a la sesión de estimulación, entraba en la fundación una mamá con otro carrito de bebé.

Me he quitado todas las vergüenzas de hablar con una desconocida y nos hemos presentado Silvia y yo a esta mami, que curiosamente se llama como yo y su nena, con 1 mes más que Silvia, se llama Sara y es guapísima.

Ya me aconsejó Isabell (que su blog es para mí de lectura obligada) que, cada vez que viera una mamá con un peque con síndrome de Down, hablara con ella, que así podría ver que no estoy sola y comentar temas comunes.

Ha sido un gustazo!

Después ya han venido más niños y niñas grandes, algunos papis se han acercado a ver a Silvia y a decirnos lo bonita que está – eso ya lo sabemos nosotros 😉 – y hemos conocido a Jan y a su mamá.

El tío es un figura, no ha dejado de reírse todo el rato que le hemos dicho monerías… y me da la sensación de que su mamá se ha emocionado un poquito cuando ha cogido a Silvia y ha recordado cuando Jan era un bebé.

Al final el día se ha tornado luminoso!

PD: por votación popular, pongo la foto de Silvia durmiendo. Amanece así día sí, día también 🙂

Anuncios

4 comentarios en “Perder la verguenza

  1. Noelia, dijo:

    Yo para eso soy un poco como tú, me da apuro, pero ya tengo a mi madre que pregunta hasta la talla de ropa interior, je je je. La verdad es que gratifica ver a los que van por delante y darse cuenta de que la cosa va a ir por buen camino.
    Prepárate para el invierno, los míos duermen con radiador y doble pijama, y te digo que tarda en cambiar porque la de 10 años sigue igual…

  2. Hola.
    Es que los papas de niños con mas dificultades formamos un mundo aparte dentro del que vivimos y se crea un nexo de unión especial. Pertenecemos todos a un mismo club.
    Y sobre lo que me cuentas de tu peque y las visitas a urgencias. El primer año es el peor, no siempre va a ser así.
    Un abrazo.

  3. Noelia, Silvia es que amanece así desde que llegó a casa; creo que es bastante calurosa – si se puede calificar así a un bebé 🙂 – y ahora, que está haciendo tela de rasca en madrid, le pongo una mantita y dice que pa mi.

    Y como dices, me parece buenísimo ver las generaciones previas a nuestros peques y también hacerse a la idea que hay de todo: unos caminan mejor, otros peor, unos hablan por los codos, otros se comunican de diferente manera… pero evolucionan, y no son “angelitos del señor” que serán niños para toda su existencia, sino personitas que irán aprendiendo y creciendo, y a saber cómo serán cuando tengan 18 o 20 años…

    Mamá de siete, como bien dices se crea un nexo muy especial, en la Fundación de Síndrome de Down de Madrid (donde va a estimulación Silvia), te pones a hablar con cualquiera y ya está, compartes tus dudas y cosas con tus peques y la verdad es que es muy gratificante poder exponerlo a alguien sin tener que explicar las cosas más veces de las deseadas.

    Y a ver si tenemos suerte y no tenemos que ir a urgencias más de lo necesario, de momento estamos con el oscilococum este de homeopatía que se lo ha recetado su pediatra, y salvo los mocos de siempre… no se le han pasado de momento a ningún lugar no deseado.

    Veremos cómo va la cosa en la guardería que empieza en Diciembre… miedo me da!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s