Limpiar la mente

Os mentiría si no dijera que Eloy está algo preocupado porque leo demasiadas cosas sobre el síndrome de Down.

Tiene razón, y ya me he hecho propósito de enmienda para centrarme menos en ello y más en que la niña que tengo es un bebé y no un síndrome de Down con patas.

Pero también tengo que reconocer que me tranquiliza mucho leer los blogs y testimonio de las mamis sobre sus niños, aprendo mucho y me alegro más al ver que todos están creciendo de manera sana y equilibrada, que van a un ritmo mucho mejor de lo que las generalidades nos cuentan y que son niños como cualquiera otros.

Así que toca equilibrio! Y qué difícil es conseguirlo… 🙂

Cardiólogo: Prueba superada!

Aunque estábamos seguros de que todo estaba bien, iba algo de los nervios a cardiología, para la revisión de silvia.

Y todo perfecto, corazón normal y sano, lo único a vigilar es el “soplito” que tiene – como muchos niños, con y sin síndrome de down – y que se le tendrá que cerrar solito.

Qué gusto da contar estas cosas!