Lo habitual

Todo el mundo me pregunta si queremos darle un hermanit@ a Silvia.

Yo les digo a todos: “No sólo lo quiero por Silvia, sino por tener un parto, un post-parto, una lactancia, una estancia en cama, un ay! que me duelen los puntos…”

Preferiría estar como un tonel que haber recuperado mi figura pre-embarazo (con algún kilo de menos) en mes y medio.

Vamos, lo habitual que todas mis amigas mamis me han contado y que – me temo – las mamis de niños con polizón no han experimentado.

Al menos no voy a tener que renovar el armario este otoño…

Gattaca

Recuerdo cuando fui al cine a ver “Gattaca”, de Andrew Niccol.

Contaba la historia de un mundo en el que los series genéticamente imperfectos no podían acceder a una clase social superior. Tenían los peores trabajos, las peores experiencias, descartados porque tenían un defecto, fuera el que fuera.

No es muy diferente a un sistema de castas. Los intocables nunca podrían tener un buen coche, ni una buena casa, ni aspiraciones en su vida.

El protagonista desafía el sistema. Y lo hace engañando a todos, con la complicidad (pagada)de uno de los seres perfectos genéticamente pero no emocionalmente.

Recuerdo que, aparte de la calidad del guión, de la interpretación de Jude Law y de la estética de Niccol, me sobrecogió lo real de la historia, vamos, que, en el futuro, esa sociedad es más creíble de lo que me gustaría.

¿O quizás esa sociedad ya está aquí?